Historia de la escayola

+34910411263
Historia de la escayola

Tal vez estés buscando una empresa que instale techos desmontables de escayola en Madrid Sur y nunca te hayas parado a pensar en la historia que tiene detrás este curioso material.

La escayola es un producto de origen industrial, obtenido del yeso natural. Su nombre procede del italiano scaglióla y del latín scaliolae, como se denominaba a una piedra blanda muy parecida al talco.

Muchísimos siglos antes de que pudiésemos disfrutar de techos desmontables de escayola en Madrid Sur, este material se utilizaba para unir piezas de mampostería. Durante el siglo IX a. C., se encuentran algunos guarnecidos de yeso y cal que contenían pinturas al fresco. Ya en el VI a. C. se comienza a fabricar el yeso moldeado.

Es reseñable saber que en el antiguo Egipto se utilizó el yeso para cubrir las juntas de los bloques que conformaban la pirámide de Giza. Aparte, también se aplicaba como soporte y revestimiento de bajorrelieves pintados en las tumbas.

Gracias al escritor griego Teofrasto, podemos conocer que el yeso, o gipsos como ellos lo denominaban, era aprovechado para lucir y ornamentar algunas de sus obras. Este mismo escritor en su Tratado sobre la piedra escribe sobre el yeso y los yacimientos donde puede encontrarse.

Plinio el viejo, en uno de sus estudios geográficos, describió a la perfección el uso de este material. Catón y Columela, en cambio, lo harían sobre sus aplicaciones. Pero sería la cultura musulmana la que difundiera su aprovechamiento en España.

En la Edad Media, se empezó a emplear para revestimientos, forjados y tabiques, sobre todo en la región de París. Llegado el Renacimiento y el Barroco, se aplicó en decoraciones de lo más variadas hasta llegar a nuestros días.

En Bularplac somos grandes conocedores de este material. Entre otros muchos servicios, suministramos placas de escayola para techos desmontables. Contacta con nosotros y te daremos una solución adaptada a tus necesidades.

haz clic para copiar mailmail copiado