Publicado: 15 de Mayo de 2018 a las 07:07

Para que en un edificio, el riesgo de daños a los usuarios por la acción del fuego sea mínimo, se le debe exigir a su construcción lo siguiente:

·         que limite el riesgo de propagación del fuego por el interior y por el exterior.

·         que disponga de medios de evacuación adecuados.

·         que disponga de equipos para detectar, alertar y extinguir el incendio.

·         que su estructura se mantenga el tiempo suficiente para la evacuación.

Para conseguir todo ello Knauf dispone de sus propios sistemas de protección pasiva, como son los tabiques, suelos y techos que evitan la propagación de las llamas entre los recintos. Asimismo, dispone de materiales no combustibles que no contribuyen a la extensión del fuego, ni alimentan las llamas de éste.

PLACAS NO COMBUSTIBLES:

Placa Knauf Cortafuego DF

Compuesta por alma de yeso mezclada con fibras de vidrio de 3 a 30mm (0.2% de su peso) y caras revestidas con lámina de cartón. Fácilmente identificable por su cara aparente de color rosado y cara oculta de color crema.

La placa Cortafuego se caracteriza por su elevada resistencia al fuego, manteniendo las ventajas de una Standard a la hora de su manipulación.

Placa Knauf Fireboard A1

Compuesta por un alma de yeso enriquecida con fibra de vidrio y caras revestidas con un velo de fibra de vidrio. La placa Fireboard se caracteriza por ser Incombustible A1, garantizando una protección al fuego en locales con riesgo de incendio elevado.